La marca personal (en inglés Personal Branding) consiste en considerarse a uno mismo como una “marca”, identificando y comunicando las características que nos hacen sobresalir, ser relevantes, diferentes y visibles en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante. El objetivo final es diferenciarse para conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

Este concepto de marca personal es necesario en la actualidad. Las relaciones son cada vez más impersonales y la formación académica tiende a ser más parecida. Por eso, debemos aportar un valor único allá donde queramos presentar nuestra candidatura.

El personal branding se ha extendido como técnica para buscar trabajo en los últimos años, así que el primer paso para crear y consolidar tu marca personal es el del autoanálisis (puntos fuertes, aspectos de tu personalidad, competencias, experiencias destacables, etc). Otros temas que tienes que cuidar y tener en cuenta son:

1.- Posiciona tu imagen personal como si de una marca se tratase.

2.- Demuestra que eres diferente, dales motivos para que se decanten por ti.

3.- Imprime tu sello característico.

4.- Conceptualízate, crear tu propio eslogan.

5.- Expande tu presencia en la Red y no te olvides de cuidar tu reputación digital.